Madrid Flights English version
Vuelos Madrid contacto
Vuelos a Madrid: ofertas de vuelos y viajes baratos a Madrid
Vuelos Madrid
Subscribe via Rss

Bellezas escondidas a plena luz, en Madrid

Madrid es una de las ciudades europeas envidiadas por tantas otras capitales por sus jardines, parques y  áreas verdes en general. Son lugares de ensueños, con magia y encanto que invitan a visitarlos una y otra vez. Hay parques muy conocidos y concurridos por todos como El Capricho, El Retiro y la Casa de Campo. Pero Madrid esconde también jardines menos populares, que no gozan de tanto renombre y que sin embargo, no se ven en absoluto disminuidos en hermosura frente a los más conocidos. Se mantienen casi secretos o pasan inadvertidos, en muchos casos miles de personas pasan a su lado todos los días y no se paran a disfrutar, simplemente por desconocimiento. Basta con detenerse a verlos para enamorarse de ellos y no dejar de visitarlos.

Como quien va a estudiar ingles en estados unidos y por el solo hecho de estar asistiendo a cursos ingles extranjero, se dispone de paso a descubrir todo el esplendor de la ciudad extraña que visita. Del mismo modo al llegar a Madrid, le recomendamos abrir la mente y los ojos, para develar esos encantos que pasan desapercibidos ante el  transeúnte distraído.

Un buen ejemplo de ello es el caso del Jadín del Príncipe de Anglona, que se extiende en pleno barrio La latina, en una zona muy conocida de la capital española, pero que se mantiene oculto tras altos muros en medio de la Plaza de la Paja.

Este pequeño espacio fue diseñado por Nicolás Chalmanndrier en 1791 y luego restaurado en 1920 por Javier Winthuysen a pedido de los marqueses de la Romana y desde entonces mantiene su diseño actual.

El Jardín del Príncipe de Anglona es un pulmón verde de paz y recreación que transporta en diseño al visitante hasta el siglo XVIII. Es además espacio de dispersión y recreo de los que han sido, a lo largo de los años, dueños del palacio contiguo, finalidad para la que había sido diseñada esta área por Chalmandrier en aquella época pasada. Y es el nombre de uno de sus dueños con el que se terminó bautizando a este hermoso jardín de la familia.

Aunque el jardín fue reformado a principios del siglo XX, aún hoy conserva la estructura original de su composición: se constituye en 800 metros cuadrados y de trazado neoclásico. Aunque hay que lamentar la desaparición algunas elementales piezas únicas que hicieron al encanto del lugar, como la barandilla de cierre y dos estupendos ejemplares del árbol del papel (broussonetia papyrifera); se debe apreciar todo lo que se ha mantenido: el trazado y el solado original de los caminos realizados en ladrillo colocado a sardinel y destacada  estructura colgante, ya que se levanta sobre un terraplén artificial salvando el desnivel de la calle con la que limita.

Si vista Madrid, no deje que el árbol le tape el bosque, no permita que los muros, escondan el jardín. Hay cientos de lugares que le despertarán sensaciones hermosas, lo transportarán a tiempos pasados de forma fiel, sin simulaciones. ¡Anímese a descubrirlos y admirarlos!

_ _ _

Si vas a Benicasim te recomendamos que busques alojamiento en hotel Benicasim.

Be Sociable, Share!

Deja tu comentario